Saltar al contenido

Sano jaen, Jaén – Jaén

Sano jaen, Gimnasio en Jaén, Jaén

Sano Jaén: el gimnasio que se adapta a tus necesidades

Sano Jaén es un gimnasio ubicado en pleno centro de Jaén, en la Av. de Madrid, 15, 23003 Jaén. Con una amplia variedad de servicios, se adapta a las necesidades de cada uno de sus clientes.

Servicios

  • Clases online
  • Servicios al aire libre
  • Servicios en las instalaciones
  • Acceso para sillas de ruedas
  • Aseo adaptado para sillas de ruedas
  • Aseos
  • Piscina

Los servicios ofrecidos por Sano Jaén son de alta calidad y están diseñados para satisfacer las necesidades de todos sus clientes. Desde clases online hasta servicios al aire libre, pasando por servicios en las instalaciones, Sano Jaén ofrece una amplia variedad de opciones para que cada persona pueda encontrar lo que mejor se adapte a sus necesidades.

Valoración de los clientes

Con una valoración de 4.8 sobre 5, Sano Jaén cuenta con la confianza de sus clientes. 51 personas han valorado positivamente los servicios ofrecidos por este gimnasio, lo que demuestra su compromiso con la satisfacción de sus clientes.

Contacto

Si estás buscando un gimnasio que se adapte a tus necesidades, no dudes en ponerte en contacto con Sano Jaén. Puedes visitar su página web https://www.sanocenter.es/ para obtener más información sobre sus servicios y horarios. ¡No esperes más para ponerte en forma!

Datos

  • Dirección: Sano jaen, Av. de Madrid, 15, 23003 Jaén, Jaén, Jaén
  • Teléfono: 722 34 41 16
  • Web: sanocenter.es
  • Especialidad: Gimnasio
  • Información relevante: Clases online, Servicios al aire libre, Servicios en las instalaciones, Acceso para sillas de ruedas, Aseo adaptado para sillas de ruedas, Aseos, Piscina
  • Opiniones: Esta empresa tiene mas de 51 opiniones según Google Business

Llamar: 722 34 41 16

Web: sanocenter.es

Horario

  • Lunes: 7:00 – 22:00
  • Martes: 7:00 – 22:00
  • Miércoles: 7:00 – 22:00
  • Jueves: 7:00 – 22:00
  • Viernes: 7:00 – 15:00 | 17:00 – 21:30
  • Sábado: Cerrado
  • Domingo: Cerrado

Cómo llegar

Opiniones

María Gutiérrez Cardona’: ★★★★★

El mejor centro de entrenamiento de Jaén! Desde que llegas te sientes en familia, bien atendido para gestionar tus horarios, maravilloso trato con el cliente y en todos tus entrenamientos. Los entrenadores y todo el personal del centro gestiona con mucho cariño las clases, tus necesidades para ir aprendiendo cada ejercicio del entrenamiento funcional que ofrecen y así querer hacer deporte siempre, sin agobios ni pereza rutinaria. No hay ni un solo día en que repitas un circuito o entreno. Sano Jaén es sin duda lo más recomendable para quien quiera sentirse en forma y realizado, y a la misma vez como en casa.’

Marta González’: ★☆☆☆☆

En cuanto a los monitores y los entrenamientos (personales o en grupo) todo bien, pero el gimnasio como empresa deja bastante que desear. Si ocurre alguna incidencia como en mi caso, no esperes que te ayuden a solucionarlo y si hay alguna discrepancia en algo, no esperes que pongan su versión en duda, porque ante la duda, el error es del cliente. Quieren dar la imagen de ser muy serviciales y de parecer que les importan sus clientes, pero es fácil darse cuenta de que solo es una imagen porque cuando surge cualquier pequeña incidencia o problema, lejos de ofrecer soluciones, se desentienden rápidamente. Edito mi comentario para añadir la respuesta al comentario de Carlos: Mientes, en ningún momento me habéis enseñado ni he rellenado ningún contrato. Fui a pedir información sobre tipos de entrenamiento, precios y horarios, y después me apunté por Whatsapp y pagué a través de bizum. Nunca volví a ver a Carlos y no vi ni firmé un contrato, si lo tienes mándame una foto de este, pero no puedes enviármela porque no existe. En privado, Carlos echa la culpa al entrenador diciendo que él debería haberme explicado. Empecé a entrenar con los bonos de entrenamiento personal y cuando iba por el tercer bono, a 4 sesiones de finalizar dicho bono, me dijeron que ya se me había acabado. Me queríais descontar cuatro clases de entrenamiento personal a las que NO había ido y no lo sabíais por la desorganización que tienes con respecto a los bonos. Os expliqué que no, que yo llevaba muy bien el control y me insististeis diciendo que sería porque habría anulado sesiones con menos de 1 HORA de antelación. Aquí por primera vez escuché esta política de anulaciones, pero de todas formas no era mi caso. Os mantuvisteis en vuestra postura, sin hacer ningún tipo de comprobaciones para ver por qué había ese descuadre, dando por supuesto en todo momento que la que estaba equivocada era yo. Así que, aunque este trabajo os correspondía hacerlo a vosotros, fui yo quien tuvo que ir mirando día por día a ver dónde os habíais equivocado y demostraros que lo que decía yo era cierto. Solo entonces, cuando os di todo mascado, me disteis la razón (no os valió con mi palabra) y me pedisteis disculpas. Gracias a que yo tenía todo apuntado y me calenté la cabeza no perdí los 84 euros que costaban esas 4 sesiones. Ahora quieres hacer ver que me hiciste un favor, pero no es así. En cuanto a tu comentario de las 6-7 horas y las 24 horas, es la primera noticia que tengo. Y por otro lado, aunque fuera verdad, si esa era vuestra política, como mínimo se debería de informar al cliente de que se le va a descontar la sesión y en ese caso que decida el cliente si quiere ir, aunque llegue tarde. Es decir, Carlos, no hay por dónde coger tu comentario. Aunque lo que he explicado del bono me sentó mal, decidí continuar en el gimnasio ya que me había ido muy bien tanto Alfonso como con Guille (entrenamiento personal), pero decidí cambiarme a los entrenamientos en grupo (más asequibles) y así evitar también más problemas de descontrol con el entrenamiento personal, porque tu desorganización afecta al bolsillo del cliente. En el entrenamiento en grupo también me fue muy bien con Sergio. Antes de verano nos preguntó Carlos por WhatsApp si íbamos a continuar en el gimnasio en verano, indicando que podíamos apuntarnos también por quincenas. Yo le dije que me apuntaría en la segunda quincena de julio y me dijo que podía pagarla cuando fuera a entrenar. Finalmente decidí no ir a entrenar en julio (como había que pagar al ir, entendí que, al no ir, no pagaba), y el 30 de julio me mandó un WhatsApp indicando que le faltaba mi pago. Entiendo que fuera mi error, debido a un malentendido, pero Carlos no mostró empatía ni interés en encontrar una solución, así que le hice el bizum de la quincena y le dije que no continuaba en el gimnasio. Me parece lamentable que Carlos haya respondido con mentiras y disculpas irónicas, lo que demuestra su falta de honestidad y resolución de problemas. Los trabajadores del gimnasio son buenos, pero su gestión empresarial deja mucho que desear.’

José Miguel’: ★★★★★

Me fue genial, tanto por la atención de los monitores como por lo variado de los ejercicios. Muy buen ambiente y con resultados ‘

Todas las opiniones